Mentoplastia

Al tener el mentón excesivamente contraído se pierde la estética facial del rostro. Mediante los diferentes tipos de fillers, la mentoplastia puede corregir esa desviación y volverás a lucir unos rasgos perfectamente armónicos.

El relleno de mentón es una técnica no invasiva y ambulatoria (no requiere postoperatorio), que tiene como objetivo una transformación inmediata de la apariencia del mentón retraído, creando una prolongación de la barbilla para mejorar el aspecto del contorno facial.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Inicialmente se realiza una consulta con el especialista quien realizará una historia clínica completa, le informará detalladamente sobre el procedimiento y le indicará si es apto o no  para realizar el tratamiento.

En el momento del procedimiento el primer paso para iniciar es limpiar y desinfectar el área a tratar, luego se infiltra con aguja o cánula (aguja de punta roma) en diferentes partes del mentón y áreas adyacentes.

Por último se realiza un masaje para evitar concentraciones inadecuadas del producto.

El procedimiento dura aproximadamente 20 a 30 minutos y su duración es de 12 a 18 meses.

¿Cuáles son los beneficios de la Mentoplastia?

Los beneficios de este tratamiento son notables, estos son los más importantes:

  • No se necesita reposo ni postoperatorio
  • Es más económico que la cirugía
  • Armoniza el contorno facial
  • Embellece el rostro
  • Efecto inmediato
  • Reactivación del colágeno
  • Rejuvenece  la piel

¿En cuánto tiempo se ven los resultados?

El tratamiento de relleno de mentón ofrece beneficios inmediatos, incluso sólo se necesita una sesión para obtener los cambios que el paciente desea.

Por supuesto debe esperar algunos días después del procedimiento para observar los resultados completos.

Una vez que ya al paciente se le haya inyectado el filler en el mentón deberá asistir 1 semana después al consultorio, para que el especialista supervise el procedimiento y evalúe si todo se encuentra bien.

efectos secundarios

Presencia de hematomas

Inflamación transitoria

Enrojecimiento en el área tratada

Dolor o incomodidad leve

Recomendaciones

Antes del tratamiento

El paciente debe informar a su médico si posee alguna de las siguientes condiciones:

  • Si se ha realizado alguna operación en el área que desea tratar, especificando al especialista el tiempo que ha pasado desde la realización
  • Presencia de enfermedades, esto podrá aclararlo en el momento que se le realice su historia médica
  • Informar si se ha sometido a un tratamiento del tejido conectivo recientemente
  • Si posee alergias
  • Padecimiento de quemaduras solares, irritación en la piel o heridas abiertas

Después del tratamiento

  • Evite maquillarse inmediatamente, puede hacerlo pero es recomendable que espere un lapso mínimo de dos horas
  • Evite tocarse o rascarse el área que ha sido tratada
  • Procure no exponerse al sol
  • Prohibido asistir a lugares calientes, piscinas y saunas
  • Asistir a una revisión con su médico 1 semana después de haberse realizado el tratamiento